• Camilo Muñoz Cortés

PRETENTIOUS

Hola Marginales. Queremos invitarlos a que le dediquen un poco de su tiempo al siguiente corto que nos enviaron. Esta vez queremos proponerles un ejercicio interesante. Primero, tomen 4:53 minutos de su día y observen, piensen, sientan e interpreten el cortometraje. Después, lean la explicación del autor que va junta y comparen si pueden llegar al mismo punto.




Mal escrita, Mal Dirigida, Mal Actuada, Mal Editada pero bien pensada por Camilo Muñoz Cortés.


Originalmente publicada en https://www.instagram.com/tv/B_5iUA0p...




Explicación:


Este corto tiene dos planos de narración relacionados. El primero es una crítica irónica a los clichés de ciertos directores “presuntuosos” y el segundo es lo que sería un análisis del subconsciente a través de esos ojos presuntuosos.


El cortometraje está filmado desde el punto de vista de sus dos personajes. La primera escena nos muestra a uno de ellos observando una terraza, mientras que la voz del otro discute sobre lo que es la intuición. Utiliza una frase presuntuosa que menciona “el sexto sentido”, “La naturaleza” y “el alma”, haciendo referencia a temas metafísicos que se tocan a la ligera en muchas películas.


La siguiente escena muestra al narrador, que continúa hablando de intuición. Está leyendo un libro en francés (presuntuoso), insiste con el concepto de intuición y agrega que se siente perseguido (algo que más tarde se verá reflejado como el subconsciente provocado por la cuarentena). Presuntuosamente muestra su terraza (que en periodo de cuarentena es un lujo), pero antes de hacerlo se alcanza a observar el libro que queda, Kafka Sur le Rivage de Murakami, lo cual es una primera prueba de que quizás lo que vemos no es real. También se quita sus gafas.


Su teléfono suena y comparte su teoría no solo de persecución, sino de intuición; al mismo tiempo, menciona a su vecino extranjero del cual desconfía (lo cual refuerza la idea del virus y del confinamiento y sus amalgamas). Al voltearse, podemos notar que las sillas son diferentes, y que su libro aparece en otro lugar y que no es el mismo. Ya no hay gafas, una pista de que estamos en un sueño. Se alcanza a ver que el libro es Citaciones por la paz, algo que va en contra de lo que se viene diciendo. Menciona que se encuentran en cuarentena, al igual que su amigo que está “por allá”, lo que indica que seguramente está pasando el encierro en una finca o de vacaciones, contrastando con la realidad de la mayoría.


Irónica y presuntuosamente lee, en voz alta, un libro en francés que habla de generosidad. Además, insiste dos veces en la palabra “rêves” (“sueños”), una nueva pista de que estamos en uno. Ahí el personaje se da cuenta de su error previo al juzgar, un cliché típico de un cambio drástico de personalidad en cuestión de segundos. El personaje se sube a un ascensor, en donde vemos que no toca el botón 8, el cual es el suyo (superior al 4, reforzando la idea de superioridad local>extranjero). Toca el botón con su tarjeta (fortaleciendo la idea de pandemia y virus actual, persecución del virus).


Vemos su recorrido por un pasillo largo, como de pesadillas, y lleno de luces, (cliché de película de horror). Al llegar, vemos que la salida de emergencia está entreabierta, lo cual implica que alguien puede estar escondido adentro. La puerta de la casa también está abierta y él decide entrar. Al hacerlo, se encuentra con un papel en japonés (súper pretencioso) sobre el que está escrito “imaginación”, pista del sueño ligada al subconsciente de la lectura de Murakami. Al leerlo, se activa un filtro (de nuevo presuntuoso) a través del cual mira el mundo en versión animé y empieza a sonar Sweet Dreams are made of these, otra pista más de que estamos en un sueño.


La velocidad de la música está a 0,5 -un indicio más ligado a la temporalidad especial del tiempo (presuntuoso). En el piso se encuentran más papeles, pistas de diferentes sueños simultáneos, y se encuentra otro papel en japonés (otra vez presuntuoso). En este se lee “Perseverancia”, que implica una perseverancia del subconsciente, respondiendo a la pregunta inicial sobre qué es la intuición, algo que, a los ojos de este director, se analiza como una forma "tonta" de explicar el subconsciente, una explicación científica; presuntuoso porque es una crítica sesgada. Esta perseverancia se ve aumentada por una velocidad de la música que pasa de 0,5 a 2 y un nuevo filtro en blanco y negro (cliché de película presuntuosa y, a la vez, referencia al cine clásico).


El personaje, que no logra entender que está en un sueño, entra en pánico; al mismo tiempo, se alcanza a oír una puerta cerrándose, lo que va de la mano con el delirio de persecución ya que vemos en la toma que la puerta ya estaba cerrada. Un nuevo juego del subconsciente: corte inmediato a un filtro rojo y sanguíneo, que indica el final que vendrá. Aparece una mujer de una pintura observándolo, referencia al delirio de persecución. Vemos que la silla antes vacía tiene un peluche, con máscara y cuchillos, y una camisa de Make America Great Again (cuádruple cliché de película de horror y de alto nivel de presuntuosidad), que hace referencia al tema mencionado anteriormente del odio a los extranjeros (pero es presuntuoso porque es, en la mirada del supuesto director, un statement político). Hay un último cambio de filtro, que quizás nos revela la verdadera ironía del corto, mientras Hey we are the Monkeys empieza a sonar ante el horror del personaje principal. Este, desbordado de miedo, se desmaya.


La última escena nos muestra un cliché típico de las películas presuntuosas: la facilidad del “era todo un sueño”. Vemos al personaje en su cama observando lo que tiene enfrente: un chimpancé de peluche, una camisa de Trump, un puñado de libros, un objeto cinematográfico y una lámpara de diversos colores. Todo eso sugiere que los diferentes elementos de su sueño fueron reflejo de su subconsciente. Una frase graciosa acaba con el corto (implicando su ironía oculta y restándole así relevancia a todo lo que acabamos de ver), bien llamado “Pretentious". Un último cliché de los directores que nombran a sus películas en lenguas extranjeras.

Entrada destacada
Nube de etiquetas
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Google+ Icon

La revista El Marginal está bajo la dirección de los estudiantes de Sociología de  la Universidad Externado de Colombia. La universidad no tiene ninguna responsabilidad por los contenidos aquí publicados.